El Olivo.

Símbolo de paz y sabiduría

Descripción

Llegó en un avión de pasajeros, en una maceta que Saramago mantuvo entre sus piernas. Era pequeño, verde, frondoso: prometía mucho, pero no se sabía si se podría alimentar de tierra volcánica. Lo consiguió. El olivo es símbolo de paz y de sabiduría, ramas verdes que son letras sobre el negro de la tierra volcánica El olivo del Alentejo portugués se levanta orgulloso del suelo, se balancea con el aire, ve pasar a las personas, a Saramago entre ellas, y parece prometer que de todas guardará memoria. Tal vez sea así. El olivo no es ser humano, claro, pero es un ser vivo recorrido de savia y poblado de hojas. Nunca sabremos qué transporta esa sangre, qué diálogos establecen entre sí las ramas, qué relación existe entre ellas, el tronco, el suelo y el cielo al que apuntan. Recogiendo el testigo de amor por estos árboles que Saramago dejó, se ha considerado que un olivo, tal vez éste, sea la imagen del complejo que es la casa y la biblioteca del escritor: el olivo es símbolo de paz y de sabiduría, ramas verdes que son letras sobre el negro de la tierra volcánica. Es Lanzarote, es Azinhaga, es Portugal, es Saramago.

Relacionados

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Antispam * Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.

Volver arriba

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR