“A veces, las islas son encuentros”

Vibraron las cuerdas al son del encuentro. El mismo idioma, las folías canarias y el zapateado de Azores al cobijo de la literatura, los libros de la biblioteca de A Casa Museo José Saramago.

“A veces, las islas son encuentros”. Así comenzó Pilar del Río la noche de reciprocidad cultural entre los dos archipiélagos atlánticos. Como así, casualmente comenzaba José Saramago los Cuadernos de Lanzarote hace veinticinco años. Las Azores, sus letras y Joao de Melo, otro cómplice de la noche cultural atlántica. “Empecé a escribir el cuento del capitán del puerto y del director de la aduana. La idea me venía acompañando hace unos cinco o seis años, desde el encuentro de escritores que, por esa época, se realizó en Ponta Delgada, con Urbano Tavares Rodrigues, Joao de Melo, Francisco José Viegas, Luís Coelho (…)”.

 

 

Azores y Canarias, islas macaronésicas al borde de este lado del mundo, bañadas por el mismo océano y quizá por las mismas historias. Tierras de periferia, emigrantes y literatura. De timple y viola da terra. Pequeños continentes llenos de historias de las vivencias cotidianas. Libros que narran la condición humana. Lanzarote como isla y circunstancia que dio paso a una nueva forma de narrativa en la obra de José Saramago. Islas como escenario en miniatura de lo que acontece en tierra firme. El mar como horizonte de un nuevo rumbo literario. Y lectores, al otro lado, que vivan y compartan esas historias. Es en estos espacios de reconocimiento de los otros donde damos, como humanidad, un paso más allá.

Después vino la música. A la guitarra Tomás Fariña. La virtuosidad de Benito Cabrera en el timple. Y Ricardo Melo con las doce cuerdas, el instrumento del pueblo, la viola da terra

Diálogo sin palabras, melodías folclóricas que mostraron el imaginario, sueños y saudades que nos unen. Hoy y siempre, en la biblioteca también isla desde donde miraba José Saramago al mundo y que hoy sigue transmitiendo el legado, el lugar de encuentro y conciencia que hace veinticinco años conformaron José Saramago y Pilar del Río.